sábado, 5 de dezembro de 2015

EX-PRESIDENTES ATUAM COMO OBSERVADORES DA ELEIÇÃO DESTE DOMINGO NA VENEZUELA

O presidente da Venezuela, Nicolás Maduro, no ato de encerramento da campanha em Caracas (Foto: AFP/El Telégrafo)
A Unasul pediu aos políticos que respeitem os resultados

Os venezuelanos participarão de eleições legislativas decisivas para o chavismo. Segundo as últimas pesquisas, 18,7% dos eleitores estão indecisos.

Do jornal equatoriano El Telégrafo, empresa pública do governo federal (com informações das agências Prensa Latina, AVN e AFP), edição online de 05/12/2015 (em espanhol)

Mañana (Amanhã, domingo, dia 6) es un día clave para Venezuela. El país celebrará unas elecciones legislativas que pueden marcar un nuevo mapa político. De acuerdo a los últimos sondeos, el 18,7% de la población se declaró indeciso, lo que destaca en una elección que es considerada “importante” por el 89,6% de los electores, según un estudio elaborado entre el 8 y 22 de noviembre.
Casi 19,5 millones de venezolanos están llamados a participar en las elecciones del 6 de diciembre (mañana) para renovar la Asamblea Nacional de 167 curules (unicameral), actualmente controlada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados con un centenar de escaños.
Las fuerzas del PSUV desplegaron una amplia campaña electoral encabezada por el propio presidente, Nicolás Maduro, quien el jueves reiteró la necesidad de que su agrupación obtenga la mayoría de los diputados.
“Por la paz del país, por la estabilidad de la patria y para avanzar y superar la guerra económica, necesitamos una gran victoria electoral. Una victoria admirable, una victoria perfecta”, indicó el Mandatario en el acto que se llevó a cabo en Barquisimeto.
“Ellos dicen que ganan en las encuestas, nosotros ganaremos en las calles, ganamos con el pueblo”, afirmó el Mandatario en referencia a los vaticinios hechos por los analistas y las encuestadoras que dan ventaja a la oposición.
Maduro recibió ayer a José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno español, quien al igual que Martín Torrijos, exmandatario panameño, se encuentra en Caracas como invitado del Consejo Nacional Electoral (CNE) para acompañar las legislativas.
Al mismo tiempo la misión electoral de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) hizo un llamado a la clase política venezolana para que respete los resultados de los comicios legislativos y para que se desarrollen en un clima de paz.
El analista independiente venezolano Oscar Schemel, director de la empresa consultora Hinterlaces, considera que las amenazas de restauración conservadora pueden ser decisivas para los resultados de las elecciones legislativas.
Agregó que las tendencias plantean la posibilidad de que las fuerzas del Gran Polo Patriótico que defienden el proceso bolivariano alcancen el 43% de los votos y con ello 96 de 167 escaños de la Asamblea Nacional (Parlamento).
Schemel subrayó como una ventaja para la coalición el hecho de que el proceso chavista se enraizó profundamente en los sectores populares, que no quieren perder la inclusión social ni otras conquistas logradas por ese proceso.
Por su parte, un grupo de expresidentes latinoamericanos críticos con el gobierno venezolano demandó transparencia en los comicios legislativos, al denunciar ventajas ilícitas de la coalición gubernamental en la campaña.
“Esperamos unas elecciones tranquilas, democráticas, transparentes, que la gente pueda acudir a votar”, dijo el exmandatario colombiano Andrés Pastrana.

La comisión la integran, además, los exgobernantes de Costa Rica Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez; de Bolivia, Horacio Quiroga; de Panamá, Mireya Moscoso y de Uruguay, Luis Lacalle.

Nenhum comentário: