domingo, 22 de novembro de 2015

O PAPA ARGENTINO SE MANTEVE AFASTADO DO SEU PAÍS PARA NÃO SER USADO NA CAMPANHA

(Foto: El Telégrafo)
Nesta semana enviou uma mensagem aos argentinos, que decidem neste domingo o sucessor da presidenta Cristina Kirchner: “Já sabem o que penso. Que votem com consciência”, quase sussurrou a um jornalista da agência de notícias DyN que o abordou na Praça São Pedro.
Do jornal equatoriano El Telégrafo (empresa pública do governo federal), edição online de 21/11/2015 (em espanhol)
El papa Francisco ha estado presente en la campaña presidencial argentina. Como jefe de la Iglesia Universal, Jorge Bergoglio se ha mantenido prescindente de los interminables debates entre los dos modelos de país en pugna en el balotaje de mañana entre los candidatos del oficialista Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, y su rival de la alianza derechista Cambiemos, Mauricio Macri.
Pero esta semana envió un mensaje a los argentinos: “ya saben lo que pienso. Que voten en conciencia”, casi le susurró a un periodista de la agencia de noticias DyN que lo abordó en la Plaza San Pedro. Francisco, desde que asumió el Pontificado el 13 de marzo de 2013, ha evitado viajar a su país de origen precisamente para no interferir en el entramado político del último tramo del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
Incluso, en su reciente visita a Sudamérica, estuvo en Ecuador, Bolivia y Paraguay, a pocos kilómetros de su país. Sin embargo, se mantuvo en su decisión de no visitar Argentina, al menos hasta que se tranquilicen las aguas. No ha querido que lo utilicen políticamente, ni de un lado ni del otro.
Hace varios meses decidió no recibir más a los políticos argentinos. Sentía que era usado por ellos. Viajaban por montones para sacarse una foto con él. Curiosamente recibió casi al mismo tiempo -con pocos días de diferencia- a los dos candidatos presidenciales a fines de septiembre de 2013. Los dos obtuvieron su foto con Bergoglio.
De un sector, desde el “ kirchnerismo”, afirman que Francisco es un “papa peronista” y del otro, desde la derecha, prefieren recordar sus peleas con Néstor Kirchner y Cristina Fernández cuando era arzobispo de Buenos Aires.
El matrimonio llegó a ausentarse del Tedeum en la Catedral en el festejo patrio del 25 de mayo de 2005 al considerar a Bergoglio como un mentor de la oposición por sus combativas homilías contra la pobreza.
Las últimas palabras del Papa levantaron polémica en Argentina porque fueron interpretadas como un virtual respaldo al candidato oficialista.
Y más aún cuando el principal asesor de campaña de Macri, el ecuatoriano Jaime Durán Barba, afirmó que “lo que diga un papa no cambia el voto ni de diez personas, aunque sea argentino o sueco”.

De inmediato, el candidato Macri aclaró que las declaraciones de Durán Barba fueron a “título personal” y que “no representan su pensamiento ni el del espacio que lidera.

Nenhum comentário: