domingo, 22 de novembro de 2015

ATILIO BORON: HÁ ALGO NOVO NO SEGUNDO TURNO DESTE DOMINGO NA ARGENTINA

“Autoconvocados” em campanha durante concentração no Obelisco, centro de Buenos Aires (Foto: Blog de Atilio Boron)
Apesar do que dizem os representantes da direita, reina a incerteza. Numa gigantesca operação midiática estão tratando de dar Macri como vencedor, mas nenhum dado seguro endossa esse prognóstico. A sorte está lançada.

As classes dominantes e o império sabem muito bem que uma Argentina totalmente controlada pela direita radical seria um potente aríete para desbaratar os processos de integração supranacional em curso.

Por Atilio A. Boron (cientista político argentino) – reproduzido do seu blog (em espanhol)

PERO HAY ALGO NUEVO: en los últimos días se ha producido una significativa activación popular, una movilización espontánea de "autoconvocados", surgida de forma genuina "desde abajo" que contrasta llamativamente con el inmovilismo de los aparatos del kirchnerismo - llámense La Cámpora, el FPV o Unidos y Organizados - que se han visto completamente sobrepasados por esa inédita irrupción ciudadana en los tramos finales de la campaña.

Por lo visto, las clases populares y las capas medias se revuelven en contra de la resignación que trasuntan aquellos aparatos y salieron a conquistar votos, uno a uno, en un desesperado esfuerzo para impedir que los avances sociales, políticos y culturales registrados en estos doce años sean arrojados por la borda en medio de la sorprendente pasividad oficial.

Estas masas de súbito volcadas a la actividad política presienten, con certero instinto, que un triunfo de la derecha radical sería el inicio de una larga marcha y que contrariamente a lo que ingenuamente sostienen algunos allegados a la Casa Rosada, no se le “prestará” el poder a Macri por dos (2) años para luego sacarlo a puntapiés de la presidencia sino que puede ser el punto de partida de un largo proceso de restructuración regresiva del capitalismo argentino, alejando por muchos años la posibilidad de contar con un gobierno progresista o de izquierda.

Las clases dominantes y el imperio saben muy bien que una Argentina totalmente controlada por la derecha radical sería un potente ariete para desbaratar los procesos de integración supranacional en curso, especialmente la UNASUR y la CELAC, y para instalar en el sur del continente una apoyatura esencial para afianzar los planes estadounidenses encaminados a liquidar el chavismo, sofocar los procesos en curso en Bolivia y Ecuador e inclusive, como en Colombia, Perú y Chile, autorizar la instalación de alguna base militar norteamericana en territorio nacional.

Y, en el terreno doméstico, para imponer el ajuste neoliberal puesto en marcha en los países considerados como “modelos exitosos” por la propaganda de la derecha, como México y los tres países sudamericanos nombrados más arriba.

Por eso, y por muchas razones más, es necesario impedir el triunfo de Macri en el balotaje.


Nenhum comentário: