quarta-feira, 11 de novembro de 2015

ARGENTINA: PESQUISA INDICA QUE DIMINUI A VANTAGEM DE MACRI SOBRE SCIOLI

Mauricio Macri (prefeito de Buenos Aires) e Daniel Scioli (governador da província de Buenos Aires) (Foto: Página/12)
Nova pesquisa a 11 dias do segundo turno da eleição argentina
Segundo uma sondagem de Hugo Haime y Asociados, Mauricio Macri tem uma vantagem sobre Daniel Scioli (candidato do kirchnerismo) de 3,8 pontos – há uma semana era de 7,3 pontos. ‘Cambiemos’ (coalização da direita) fica por enquanto com a metade dos votos de Massa (terceiro colocado) e a outra se inclina por Scioli, branco ou está indecisa.
Do jornal argentino Página/12, edição impressa de hoje, dia 11
A distância entre Mauricio Macri e Daniel Scioli vem se reduzindo, segundo a pesquisa terminada ontem, feita pela consultora Hugo Haime y Asociados. De acordo com esta sondagem – das poucas que se realizaram com entrevistas presenciais, por domicílio, não por telefone –, a diferença é de 3,8 pontos, quando faz uma semana era quase o dobro, 7,3 pontos. Uma das questões chaves da eleição é que o candidato de Cambiemos (Mudemos) fica, por enquanto, com a metade dos votos que em 25 de outubro acompanharam Sergio Massa, enquanto que a outra metade se inclina por Scioli, pelo voto em branco ou ainda está indeciso.
Nesse eleitorado parece estar o coração do segundo turno. Os votos da esquerda se distribuem em partes iguais, algo que chama a atenção, porque resulta estranho que votantes de Nicolás Del Caño (candidato da Frente da Esquerda e dos Trabalhadores, que ficou com 4% dos votos – no quarto lugar) respaldem Macri. Também se repartem de forma bastante igual os votantes de Margarita Stolbizer. Se receber os votos dos indecisos, Haime considera que a vantagem de Macri se estende a 5,7 pontos, também abaixo dos 9 pontos que havia em princípios do mês.
Continua em espanhol:
Las conclusiones surgen de una amplia encuesta realizada en todo el país por Haime y Asociados entre el 4 y el 7 de noviembre. En total se entrevistaron 1600 personas con la metodología tradicional: entrevistas personales, realizadas en los domicilios de los encuestados, no mediante llamadas telefónicas. En el sondeo se respetaron las proporciones por edad, sexo, nivel socioeconómico, así como la distribución en ciudades grandes, medianas y chicas. Como se sabe, en esta elección hay bastante diferencia entre cómo votan en las grandes urbes y en las distintas zonas del país.
Tras los resultados del 25 de octubre, Macri picó en punta como producto del efecto sorpresa a raíz de que Cambiemos se impuso en la provincia de Buenos Aires para gobernador y la diferencia a favor de Scioli no fue la esperada. Las encuestas – entre ellas la que hizo Haime a principios de mes – orillaron los ocho y diez puntos de distancia a favor de Macri. El trabajo de Haime, terminado de procesar ayer, marca que Macri conseguiría el 44,2 por ciento de los votos, mientras que Scioli llegaría a 40,4. Del total de encuestados, un 4,3 dijo que votaría en blanco o anularía el voto y el 11,1 por ciento se mostró indeciso. Respecto de principios de mes, Macri perdió dos puntos y medio, que se distribuyeron así: un punto fue para Scioli, medio punto al voto en blanco y aumentaron en un punto los indecisos. Por lo que se percibe de la comparación entre las encuestas de principios de mes y la terminada ayer, Scioli logró avances entre los votantes de Del Caño y de Stolbizer. Su mayor desafío es progresar en el electorado que apoyó a Massa el 25 de octubre.
Desde el punto de vista de los niveles económicos, Scioli se impone ampliamente en los sectores más humildes, donde gana 55 a 43, y pierde en la clase media alta y en el sector de mayores ingresos por 60 a 26. Esa distribución exhibe también que uno de los puntos decisivos del ballottage está en quienes votaron a Massa el 25 de octubre, sobre todo en la franja de los humildes. Por ahora, allí Macri recoge casi la mitad de los votantes, pero todavía hay un 16 por ciento que está indeciso. Por lo general se trata de ciudadanos del Gran Buenos Aires, un terreno en el cual Scioli tendrá que dar batalla para sacar más diferencia de la que tiene. Del otro lado, en los conglomerados como la ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza o Paraná, Macri necesita consolidar su ventaja. Un dato curioso se da en la distribución de la intención de voto por género. Scioli empareja mucho entre los hombres y Macri consigue la diferencia entre las mujeres. Y respecto de las edades, Scioli empezó a remontar la cuesta en una franja en la que viene teniendo dificultades: los mayores de 65 años. Según el trabajo de Haime, el gobernador bonaerense se impondría al jefe de Gobierno porteño por 41 a 38 entre los de más edad. También Scioli gana claramente en los más jóvenes, pero queda atrás entre los que tienen de 30 a 64 años.
Quedan todavía 11 días, un debate en el medio, y una cantidad de indecisos relevante. Los 5,7 puntos de la diferencia proyectada es una ventaja significativa a favor de Macri, aunque menor a la que tenía. Como señalaron ocho encuestadores en este diario el domingo pasado, el final es incierto. En un ballottage, el punto que pierde uno puede ir para el otro, por lo que las distancias se achican o acrecientan a gran velocidad. Y 11 días son eternos para una competencia como la que afrontan Macri y Scioli.

Tradução (parcial): Jadson Oliveira

Nenhum comentário: