terça-feira, 13 de outubro de 2015

DEFESA DA MÃE TERRA: O SUL PEDIRÁ JUSTIÇA AMBIENTAL EM PARIS (documento do encontro internacional na Bolívia)


(Fotos: Presidência do Equador)

Encerrada a II Cúpula Mundial dos Povos sobre a Mudança Climática, realizada na Bolívia: o presidente Evo Morales levará as decisões (um "mandato") à COP21 de Paris em dezembro próximo (21a. Conferência do Clima). 


O secretário geral da ONU, Ban Ki-moon, se comprometeu a erradicar a pobreza extrema até 2030.


“Esperamos os governos possam se  apropriar da declaração de Tiquipaya/Bolívia como um mandato dos povos, essa busca de equilíbrios para o bem-estar da humanidade em harmonia com a Mãe Terra”. 

“O capitalismo (como diz Evo Morales) é o responsável (pela crise climática) e se compara com o câncer que está acabando com a vida, com o planeta”.


Do jornal equatoriano El Telégrafo (empresa pública do governo federal), com informações das Agências ABI, Prensa Latina e AFP - edição digital de hoje, dia 13 (em espanhol)

Más de 7.600 personas de todos los continentes se reunieron en el municipio boliviano de Tiquipaya, en esta ciudad para debatir la agenda para la defensa de la Madre Tierra.  La II Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático cerró ayer con la participación de líderes políticos y jefes de Estado.
Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Ecuador, Rafael Correa, se unieron al anfitrión Evo Morales. Junto a ellos estuvo el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. La fecha fue muy simbólica. Ayer se conmemoró lo que hasta hace pocos años se conocía como el “Día de la Raza”. Ahora el ‘descubrimiento’ de América se conmemora como el inicio del genocidio más grande de la humanidad.
Y a eso se suma que la comunidad internacional se reunirá en diciembre en París para elaborar un acuerdo vinculante que permita frenar el cambio climático y las emisiones CO2.
En Tiquipaya se encuentraron delegaciones de Nepal, Italia, India, Palestina, Pakistán, Camerún, Kenya, Burundi, Gran Bretaña, Italia y Chile. El domingo, en una jornada muy emotiva, Ki-moon se comprometió a erradicar la pobreza, hasta 2030, en consonancia con los nuevos objetivos de desarrollo fijados en septiembre pasado.
“Yo estoy aquí para hacer un llamado, hoy en día yo prometo a ustedes erradicar la pobreza extrema para el año 2030 y Naciones Unidas promete lograr la igualdad de género para el año 2030 incluyendo a los pueblos indígenas”, recalcó.
El funcionario indicó que hasta 2020 se llegará a los niños y jóvenes con educación de calidad, como también habrá salud para la humanidad y la Madre Tierra.
El diplomático respaldó el movimiento comunitario en Bolivia, similar - dijo - al que surgió en su país (Corea del Sur) orientado a cambiar la comunidad.
Las conclusiones de las 12 mesas de trabajo de la II Cumbre de los Pueblos se traducirán en un “mandato” para los Estados miembros de las Naciones Unidas, que en diciembre se reunirán en París. En el preámbulo de la COP21, “hay que esperar que los gobiernos se puedan apropiar de la misma (la declaración de Tiquipaya) como un mandato de los pueblos, esa búsqueda de equilibrios para el bienestar de la humanidad en armonía con la Madre Tierra”, afirmó la ministra de Comunicación, Marianela Paco.
La mesa que más concurrencia y reflexión concentró fue la número 1, denominada ‘Agenda de los intereses capitalistas en contra de la vida’.
“El capitalismo, en frases de nuestro Presidente (Evo Morales), es el responsable (de la crisis climática) y lo ha comparado con el cáncer que está acabando con la vida, con el planeta”, remarcó la funcionaria.


Lea además: Cumbre de los Pueblos promueve la creación de un tribunal de justicia ambiental (Documento)


En la recta final del foro se ataron los cabos sueltos para definir las acciones y propuestas. “El aporte va a ser significativo, porque es una voz de miles de organizaciones sociales, organizaciones de base. Aquí también está presente el mundo académico y científico de distintas universidades del mundo”, destacó el representante del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Dennis Racicot.
“Cuidar a la Madre Tierra es una cuestión moral, sobre todo en cuanto al desafío del cambio climático. Ya no podemos darnos el lujo de aspirar a la prosperidad, tenemos que transformar nuestras economías. No hay un plan B, porque no hay un planeta B”, añadió Ki-moon.
Morales llevará a París las exigencias por un acuerdo mundial para afrontar de forma efectiva el calentamiento global.
“Hemos podido observar que los 12 grupos han tenido debates muy caldeados, pero finalmente se ha  llegado a acuerdos muy importantes”, remarcó el embajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos, Diego Pary.
“Ecuador ha tenido una participación importante en los debates”, puntualizó, por su parte el embajador de Ecuador en Bolivia, Ricardo Ulcuango.

Adoptar un nuevo modelo “civilizatorio” en el mundo, sin consumismo

Entre las propuestas se incluyen: adoptar un nuevo modelo “civilizatorio” en el mundo, sin consumismo; construir un sistema climático basado en el respeto a la Madre Tierra; erradicar la mercantilización de los bienes de la naturaleza y reconocer a los pueblos el derecho al mar, entre otros puntos.
Uno de los temas pendientes de la resolución de Tiquipaya habla de recuperar “las prácticas y tecnologías ancestrales y locales y replicarlas en el encuentro de saberes de los pueblos, reinventando la cooperación sur-sur”.
En la tarde se efectuó la declaración final del evento, la cual recoge 12 acciones para defender la vida y contra el cambio climático. En un anexo, los pueblos se pronuncian contra las empresas transnacionales. Uno de los casos que se recogen es el relacionado al daño ocasionado por la petrolera Chevron en la Amazonía ecuatoriana.
El presidente Correa regresó a Ecuador ayer a las 22:00. 

Ecuador propone un tribunal de justicia climática

La creación de un tribunal de justicia climática internacional, que los países ricos compensen a los que son afectados por el cambio climático y que se declare el uso de las tecnologías como bienes públicos globales, fueron las propuestas que formuló el presidente Rafael Correa en el acto de clausura de la Cumbre de los Pueblos, que se efectuó ayer en Tiquipaya, en el departamento de Cochabamba, Bolivia.
El mandatario consideró que es necesario caminar hacia una declaración universal de los Derechos de la Naturaleza, puesto que desde la lógica capitalista ortodoxa no se resolverán los problemas del cambio climático.
A su arribo a la ciudad boliviana, el Jefe de Estado anticipó la necesidad de crear este tribunal de justicia e hizo un símil de los organismos creados para el pago de la deuda financiera a los bancos.
“Dentro de ese concepto de justicia está el pago de la deuda ecológica y para eso se necesita un tribunal, así como se tiene un tribunal de la deuda para garantizar los pagos a sistemas financieros o a los grandes bancos”, explicó.
Dijo que solo con justicia se resolverá el problema del cambio climático y que la propuesta de crear un tribunal permitirá sancionar a los países extremadamente contaminadores.
“Solo pedimos justicia y con esa palabra mágica se puede resolver el problema del cambio climático”, sostuvo. Correa, al igual que Morales, pregona la defensa de la Madre Tierra de la contaminación y los efectos del cambio climático.
Además, dijo que solo en la región los países contaminadores deberían pagar los daños del medio ambiente a otros como Bolivia, Venezuela, Ecuador y más que son los principales conservadores del medio ambiente. Para el Jefe de Estado, la defensa mundial del medio ambiente no solo es técnica, también es política, porque son los países poderosos los que más contaminan la Tierra.
“Es un problema político, no solamente técnico, hay un problema de relacionamiento de poder entre quienes contaminan y quienes generan bienes ambientales”, afirmó el gobernante.
Antes de dirigirse a Tiquipaya, el gobernante contrastó que “los poderosos son los que contaminan y los menos poderosos, los países en transición al desarrollo, son generadores de bienes ambientales”.
“Todo está en función del poder: si los contaminadores fuéramos nosotros y los productores de bienes ambientales fueran ellos, hace rato hasta nos hubieran invadido para exigirnos una supuesta compensación”, ironizó. Por eso reiteró que es necesaria la unión de nuestros pueblos”.

Datos

La mesa 1 se llama “Agenda de los intereses capitalistas contra la vida”. Las restantes 11 se denominan amenazas a la vida; caminos del ‘Vivir Bien’ alternativos al capitalismo; carta universal de derechos de la Madre Tierra para resistir al capitalismo; conocimientos, prácticas y tecnologías de los pueblos para el cambio climático y para la vida; defensa de nuestro patrimonio común y ciencias climáticas al servicio de la vida.
Además de las mesas de Tribunal Internacional de Justicia Climática y de la Vida; mecanismos para la no mercantilización de la naturaleza; deudas del capitalismo; diálogo interreligioso para salvar a la Madre Tierra y evaluación de los logros y avances de Tiquipaya y la voz de los pueblos para la COP21 sobre cambio climático de París.

Nenhum comentário: