quinta-feira, 17 de setembro de 2015

VENEZUELA X COLÔMBIA: MADURO E SANTOS TÊM ENCONTRO MARCADO EM QUITO

Soldados venezuelanos vigiam o fechamento da fronteira em Paraguachón, no estado de Zulia (Foto: AFP/Página/12)

O encontro será na próxima segunda-feira. O presidente equatoriano Rafael Correa e o secretário geral da Unasur, Ernesto Samper, estarão presentes como mediadores. Enquanto isso, Caracas incluiu o estado de Apure à emergência fronteiriça, estendendo o estado de exceção a toda fronteira com a Colômbia.
Matéria do jornal argentino Página/12, edição impressa de hoje, dia 17
A maior parte da fronteira entre Venezuela e Colômbia ficou sob regime militar depois que o presidente Nicolás Maduro ampliou o estado de exceção à zona sulista do estado de Apure. O presidente colombiano, Juan Manuel Santos, disse que não é com o fechamento das passagens que os problemas na fronteira serão resolvidos. Em meio à controvérsia, o presidente do Equador, Rafael Correa, anunciou que os mandatários da Colômbia e da Venezuela se reunirão na segunda-feira em Quito para dialogar sobre o conflito fronteiriço mantido entre ambos os países desde meados de agosto. Foi Maduro quem confirmou o encontro com seu colega colombiano. O governante disse que a reunião terá lugar graças à mediação de Correa e do secretário geral da União das Nações Sul-americanas (Unasul), Ernesto Samper.
Neste sentido, o presidente bolivariano agradeceu as intervenções para que as partes se aproximassem. “Saúdo o acerto da reunião marcada entre o presidente da Colômbia e este servidor”, disse Maduro, que felicitou tanto Correa como seu colega do Uruguai, Tabaré Vázquez, pelo esforço para concretizá-la. “Vou com meu espírito bolivariano, vou a terras bolivarianas, vou a Quito de Manuelita Sáenz, a terra de Eloy Alfaro”, afirmou.
“Ali estarei, dando a mão ao presidente Santos e nos sentando para conversar a fundo todos os temas da agenda para construir uma nova fronteira de paz e que possamos avançar e firmar um novo pacto histórico de convivência e construção duma relação de irmandade e benefício mútuo entre nossas repúblicas”, assinalou. Numa intervenção através da televisão oficial, da casa de governo, Maduro destacou que espera sustentar com Santos um diálogo cara a cara e com respeito. “Não vai ser uma reunião fácil, será uma reunião complexa, mas tenho certeza de que vamos conseguir a sabedoria e tenho certeza de que vamos ter muitas boas notícias”, agregou.
Continua em espanhol, com traduções pontuais:
La frontera colombo-venezolana, que abarca más de 2500 kilómetros, avanza hacia una paralización total debido a que casi 20 municipios de las regiones (dos estados) de Táchira, Zulia y Apure están bajo el estado de excepción y su virtual militarización. Maduro anunció en la noche del martes (terça-feira) que extendía la medida a siete (7) municipios de Zulia y la estableció en tres (3) de Apure, que se suman a los otros 10 de Táchira, donde el 19 de agosto se inició la tensión con Colombia. “He dado instrucciones precisas al general en jefe Vladimir Padrino (ministro de Defensa) de reforzar toda la presencia de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana a todo nivel, el Ejército, la Armada, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), la Aviación Militar Bolivariana, tomando todas las medidas de previsión para evitar provocaciones de aquel lado (por Colombia)”, señaló el mandatario venezolano en su programa En contacto con Maduro (programa semanal através de rádio e TV).
Los estados de excepción se suman al cierre de los pasos (o fechamento das passagens) de personas y transporte de San Antonio, en Táchira, y de Paraguachón, en Zulia, que son las vías más transitadas de la frontera. Los municipios tienen un militar encargado de aplicar las restricciones previstas a las garantías constitucionales en estado de excepción, que incluyen la inviolabilidad del hogar (da residência), el derecho de reunión pública y la privacidad de las comunicaciones, entre otras iniciativas. La aplicación del estado de excepción en la zona está acompañada por el desplazamiento de miles (pelo deslocamento de milhares) de soldados a los municipios fronterizos. Las operaciones en Táchira derivaron en la deportación de más de 1000 colombianos.
La combinación del cierre de la frontera y la aplicación del estado de excepción fue descripta por Maduro como un torniquete para contener la salida hacia (para conter a saída para a) Colombia de alimentos, medicinas (remédios), y, principalmente, gasolina. El gobernante fijó como oficial el lema de una “nueva frontera, una frontera de paz”, con la que se busca erradicar los grupos armados irregulares, los contrabandistas y las bandas (gangues, quadrilhas) de narcotráfico. “En la frontera tiene que haber una estructura para la economía productiva, adaptada a cada una de las zonas especiales”, dijo, y señaló que las regiones que integran la frontera colombo-venezolana deben convertirse en zonas productivas para que la población venezolana adquiera productos a precio justo y se exporten rubros bajo (e se exportem itens sob) las condiciones de exportación nacional.
Sin embargo (No entanto), las poblaciones de la frontera viven un cambio (uma mudança) radical de sus vidas por el cierre de los pasos, desde que el 19 de agosto un ataque a tiros, atribuido a grupos paramilitares, dejó tres soldados venezolanos heridos (feridos). El gobierno sostiene que con la medida evitó la salida del país de 29,9 millones de litros de gasolina, que, según Maduro, es un negocio más rentable que la droga. Santos reaccionó (reagiu) a la ampliación del cierre fronterizo anunciada por Maduro y aseguró que de esa manera no se supera la crisis binacional que completa casi un mes y que deja cerca de 20.000 afectados. Asimismo, el mandatario reiteró, desde la Casa de Nariño (palácio do governo), que está dispuesto a encontrarse con su homólogo, para dar solución a la crisis fronteriza, bajo el cumplimiento de condiciones mínimas humanitarias que beneficien a los afectados. Y advirtió que no caerá en provocaciones. Santos reveló que en la mañana de ayer (na manhã de ontem) le había pedido telefónicamente a su par ecuatoriano, Rafael Correa, que continuara con los esfuerzos para concretar un encuentro con Maduro para dar por cerrado el conflicto o antes posible (para dar o conflito por encerrado o mais cedo possível).
Tradução (parcial): Jadson Oliveira

Nenhum comentário: