quarta-feira, 5 de agosto de 2015

GOVERNOS LATINO-AMERICANOS ENFRENTAM TENTATIVAS DE GOLPES DE ESTADO “BRANDOS”

(Foto: Aporrea)
Os casos mais emblemáticos ocorrem contra os governos de El Salvador, Brasil, Equador, Bolívia, Argentina e Venezuela.

Setores da oposição têm usado o mesmo modus operandi, definido por diversas estratégias: incentivo de campanhas de descrédito, desinformação e medo; assim como denúncias de supostas ações de corrupção e violações aos direitos humanos. 

Por: Lilian Leal - Agência Venezuelana de Notícias (AVN) – reproduzido do portal Aporrea.org, de 04/08/2015 (em espanhol)

En los últimos meses, gobiernos latinoamericanos han sido objetivo de los denominados "golpes blandos" o "suaves" promovidos por la derecha nacional e internacional, que han pretendido derrocar a las administraciones gubernamentales de líderes revolucionarios y progresistas mediante acciones violentas en las calles, paros, y guerras psicológicas y económicas. 
Los casos más emblemáticos se han dado contra los gobiernos de El Salvador, Brasil, Ecuador, Bolivia, Argentina y Venezuela, donde los gobiernos legítimamente electos priorizan la felicidad y el bienestar de los pueblos por encima del capital; además de una férrea defensa de su soberanía y autodeterminación.
En los mencionados países, sectores de la oposición han mantenido el mismo modus operandi, definido por diversas estrategias, entre ellas, el impulso de campañas de descrédito, desinformación, miedo; así como denuncias de presuntas acciones de corrupción y violaciones a los derechos humanos. 
Bajo estos argumentos, los que se oponen a los gobiernos progresistas y revolucionarios de la región han hecho llamados a violentas movilizaciones de calles, con las cuales se han pretendido descalificar las gestiones gubernamentales, desestabilizar las naciones, justificar intervenciones de agentes externos y derrocar a los jefes y jefas de Estado.

Gene Sharp: o golpe "brando" ou "suave" tem cinco etapas

De acuerdo con el politólogo estadounidense Gene Sharp, el golpe blando o suave - llamado así porque no usa fuerza bruta para adueñarse del poder - tiene cinco etapas definidas por el ablandamiento, calentamiento de las calles, fractura institucional, deslegitimación y desestabilización. 
Con estas estrategias, el fin es imponer la idea de que dichas acciones son legales y se contextualizan dentro de la legitimidad para hacerle frente a los gobiernos a los que se oponen. 
Por lo general, el golpe blando es ejecutado como única vía para llegar al poder, ante la falta o ausencia de respaldo popular en procesos electorales. 
El también filósofo Gene Sharp ha precisado en sus obras que existen al menos 197 métodos para lograr el objetivo final de los golpes blandos, que es la desestabilización de un gobierno generalmente no afín a los intereses del imperio de Estados Unidos.    
En información reseñada en el sitio web del diario ecuatoriano El Telégrafo, el director del Centro Andino de Estudios Estratégicos, Mario Ramos, explicó, además, que en los golpes blandos o suaves una de las principales herramientas empleadas son los medios de comunicación y las redes sociales para llegar a las masas.
“Es una estrategia bastante inteligente de utilizar la psicología de masas, efectos mediáticos con medios de comunicación y redes sociales, por eso se calificó de blando, porque no es el clásico golpe de Estado del siglo pasado”, indicó. 

Ataques à estabilidade nacional (o caso de El Salvador)

La más reciente embestida orquestada por la derecha, se dio la semana pasada en Centroamérica, específicamente en El Salvador, donde la oposición y grupos criminales ejecutaron un boicot al sector transporte para tratar de crear caos y promover un golpe de Estado contra el presidente legítimo, Salvador Sánchez Cerén.
En el país centroamericano, bandas delictivas obligaron a transportistas a paralizar sus unidades bajo amenazas y asesinaron a nueve conductores que no acataron sus órdenes. 

Ante la escalda de violencia, en El Salvador se incrementó la presencia policial y militar y se habilitaron vehículos de instituciones públicas, llamados “picacheros”, para asegurar la movilidad de las personas. El viernes 31 de julio se anunció la normalización del transporte.

Equador

En la región latinoamericana también se ha sentido la escalada de la oposición en las últimas semanas, especialmente en Ecuador, donde el Gobierno del presidente Rafael Correa ha enfrentado hechos de violencia promovidos por la derecha contra la reforma de la Ley de Redistribución de la Riqueza (Ley de Herencias) y de Ganancias Extraordinarias (Plusvalía), aún cuando el Ejecutivo anunció su retiro temporal y llamó al debate nacional de la normativa. 
El más reciente hecho violento se registró la semana pasada, cuando cerca de las instalaciones de los diarios El Telégrafo y El Universo, ubicadas en Guayaquil, estallaron bombas panfletarias firmadas por un supuesto grupo denominado "Frente de Liberación Nacional".
El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, denunció este lunes 3 de agosto que grupos de derecha seguirán intentando desestabilizar la nación a través de acciones violentas y contra la economía, de cara a las elecciones presidenciales que se realizarán en el país suramericano en febrero de 2017.
"Seguirán intentando (desestabilizar) con los dos únicos caminos que les queda: generar violencia, como lo hemos visto en los últimos días, y el pánico económico, que han intentado todos estos meses", expuso el jefe de Estado ecuatoriano, reseña el sitio web de la Agencia Pública de Noticias del Ecuador y Suramérica (Andes).

Bolívia

En Bolivia, igualmente, los intentos de la derecha de desestabilizar fueron derrotados en el Departamento de Potosí, tras el cese de la huelga general forzada por el Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que por un mes mantuvo un paro obligado en la localidad boliviana para exigir la atención del Gobierno de un pliego petitorio de 26 puntos, aunque las peticiones ya habían sido atendidas casi en su totalidad y el Gobierno abrió espacio al diálogo directo en La Paz. 
"La derecha, los opositores pueden usar a algunos dirigentes con fines políticos (..) Y en conclusión sobre Potosí, la derecha ha sido derrotada, el federalismo de estos corruptos que opinan desde afuera de Bolivia sobre el tema del federalismo han sido derrotados, y lo peor es que castigaron a la ciudad de Potosí", manifestó el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien precisó que el boicot de los potosinos, en julio pasado, dejó pérdidas a la localidad por alrededor de los 55 millones de dólares. 

Brasil

Brasil tampoco ha escapado de los ataques de la derecha, que bajo el argumento de supuestos actos de corrupción, ha pretendido poner punto final al segundo mandato constitucional de la presidenta Dilma Rousseff, a quien han querido vincular con el escándalo de corrupción en la estatal petrolera Petrobras.
Militantes de partidos políticos, grupos sociales, gremios y pastores (sindicatos e líderes religiosos) rechazaron las repetidas tentativas de la oposición y de medios de comunicación de buscar, a través de maniobras ilegales, poner fin a la democracia en Brasil. 

Argentina

Asimismo, la embestida de la derecha llegó a Argentina, donde la muerte de un fiscal ha sido usada por corporaciones mediáticas para pretender deslegitimar la gestión democrática y popular de la presidenta Cristina Fernández.

Venezuela

En Venezuela la escalada de la derecha ha tenido diversas fases, como la guerra económica, caracterizada por la especulación de los precios y el desabastecimiento y acaparamiento de productos de primera necesidad; así como campañas de rumores, intentos fallidos golpes de Estado y planes para generar violencia y zozobra en el país. 
El pasado 12 de febrero, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, denunció un nuevo intento de golpe de Estado. El plan, que se iniciaría tras la publicación en los medios de comunicación de un manifiesto llamando a un Gobierno transitorio, contemplaba atacar con un avión Tucano - traído del exterior - los actos de conmemoración de la Batalla de La Victoria, así como sedes de instituciones del Estado y zonas residenciales en Caracas.
Al mismo tiempo, implicaría la reactivación de las guarimbas en la ciudad capital y otras localidades del país. La acción anticonstitucional fue totalmente desarticulada.
Recientemente, el presidente Maduro alertó que sectores de derecha están emprendiendo una campaña conspirativa internacional contra los gobiernos progresista y revolucionarios de América Latina y El Caribe.
"He estado en comunicación con varios presidentes porque estamos viviendo una ofensiva de conspiración de la derecha, contra todos los procesos revolucionarios y progresista del continente latinoamericano y caribeño, ya no es solo contra Venezuela, es una ofensiva global", sentenció Maduro.

Mujica alerta para a participação dos meios de comunicação

José "Pepe" Mujica, expresidente de Uruguay, también se unió a estas denuncias y advirtió que los medios de comunicación están asociados a dichas pretensiones.
El político uruguayo, quien fue Presidente de Uruguay entre 2010 y 2015, se refirió a la nueva derecha, a la que empresas de comunicación "hacen campañas con discursos actualizados, que se muestran como empresarios exitosos y con un discurso antipolítico".
Estas acciones, además, han sido denunciadas ante instancias de integración regional como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP), que el pasado sábado 1º de agosto emitió un comunicado en repudio a estos golpes suave perpetrados contra gobiernos progresistas, revolucionarios y de izquierda. 

Por su parte, los gobiernos atacados han reiterados sus llamados a los pueblos a mantenerse alerta y movilizados en defensa de las patrias, sus derechos, así como de los proyectos y líderes electos legítimamente. 

Nenhum comentário: