segunda-feira, 6 de julho de 2015

PAPA NO EQUADOR: UMA MENSAGEM PELOS MAIS VULNERÁVEIS

Francisco foi recebido pelo presidente Correa junto com crianças vestidas com trajes tradicionais (Foto: AFP/Página/12)
No Equador, Francisco disse que o atendimento às minorias mais vulneráveis é a dívida da América Latina: o Papa aconselhou encontrar no Evangelho as chaves para afrontar os desafios atuais. “Valorizando as diferenças, fomentando o diálogo e a participação sem exclusões”. Foi recebido pelo presidente Rafael Correa.
Matéria do jornal argentino Página/12, edição impressa de hoje, dia 6
Ao chegar ao Equador, o papa Francisco pronunciou sua primeira mensagem do giro de oito dias que incluirá a Bolívia e o Paraguai. “O atendimento às minorias mais vulneráveis é a dívida que ainda tem a América Latina”, afirmou o pontífice em Quito. No momento em que o Equador vive manifestações opositoras e governistas, o Papa aconselhou encontrar no Evangelho as chaves para afrontar os desafios atuais. “Valorizando as diferenças, fomentando o diálogo e a participação sem exclusões.”
O presidente Rafael Correa recebeu o pontífice com um discurso cheio de alusões a suas mensagens contra a injustiça social e a sua recente e celebrada encíclica verde, na qual critica o consumismo e denuncia as ameaças capitalistas contra o meio ambiente. “O grande pecado social da nossa América é a injustiça. Como podemos nos chamar o continente mais cristão do mundo sendo ao mesmo tempo o mais desigual?”, perguntou Correa em seu discurso de boas-vindas. O mandatário citou pronunciamentos do Papa sobre as causas da iniquidade, mencionou a necessidade de uma distribuição da riqueza e sublinhou que a pobreza não será eliminada com esmolas e sim com justiça. “Nos chamamos um continente de paz, mas a insultante opulência de uns poucos ao lado da mais intolerável pobreza são também balas cotidianas  contra a dignidade humana”, agregou o governante.
Continua em espanhol:
Francisco, por su parte, ofreció al jefe de Estado el compromiso y la colaboración de la Iglesia para servir a “este pueblo ecuatoriano, que se ha puesto de pie con dignidad”. Correa, confeso admirador del Papa y quien se describe como cristiano humanista de izquierda, enfrenta desde el 8 de junio protestas frecuentes que exigen su salida del poder en rechazo a políticas de corte socialista, con las que su gobierno pretende redistribuir la riqueza a través de impuestos a los más ricos. El oficialismo también se movilizó para neutralizar una supuesta intentona golpista que Correa denunció se estaba fraguando en su contra.
El gobernante dijo que la pobreza y la miseria en el continente no son consecuencia de la falta de recursos sino de sistemas políticos, sociales y económicos perversos y señaló que el orden mundial no sólo es injusto, es inmoral. “Todo está en función del más poderoso y los dobles estándares cunden por doquier”, aseguró. Francisco, a su lado, agradeció a Correa la consonancia con su pensamiento. “Me ha citado demasiado, le agradezco”, sostuvo el líder de la Iglesia Católica. Francisco fue recibido al pie de la escalerilla del avión por el presidente ecuatoriano, con quien se fundió en un abrazo, y por niños vestidos con trajes tradicionales. Tras escuchar el discurso de Correa, Francisco también exhortó a “poner especial atención en nuestros hermanos frágiles y en las minorías más vulnerables”, que son “la deuda de América latina”.
Francisco comenzó su discurso en el aeropuerto Mariscal Sucre agradeciendo a Dios el haberle permitido regresar a América latina y “estar hoy aquí en esta hermosa tierra de Ecuador”. “Siento alegría y gratitud al ver la calurosa bienvenida que me brindan en una muestra del carácter acogedor que tan bien define a las gentes de esta noble nación”, saludó el Papa. Y aplaudió porque el pueblo ecuatoriano se ha puesto de pie con dignidad.
Con la gira que inició ayer por Ecuador, Bolivia y Paraguay, Francisco está demostrando que siempre va a estar con los más pobres, dijo el presidente ecuatoriano en una entrevista del diario El Telégrafo.
“El Papa es un viento fresco para toda la región, más aún con el mensaje que ha llevado Francisco. El mismo nombramiento del Papa ya es un mensaje de que la Iglesia está viendo a la región más cristiana del mundo. Las cosas están cambiando”, señaló Correa en el reportaje divulgado ayer. Asimismo, resaltó que Francisco conoce muy bien la realidad de Ecuador y admira mucho al presidente Evo Morales por lo que está haciendo en Bolivia. “Muchas veces la acción de esos gobiernos progresistas no es bien entendida por cierta parte de la Iglesia, pero él conoce muy bien esa realidad, esa situación”, sostuvo el jefe de Estado.

Tradução (parcial): Jadson Oliveira

Nenhum comentário: