quarta-feira, 1 de julho de 2015

NOVA CONQUISTA DO SISTEMA DE SAÚDE CUBANO

O ministro da Saúde Pública cubano, Roberto Morales Ojeda, fez o anúncio na Organização Panamericana da Saúde (OPS) (Foto: Página/12)
A OMS certificou que Cuba eliminou a transmissão vertical do vírus HIV e da sífilis: é o primeiro país a conseguir tal eliminação (de mãe para filho). “Tudo foi possível por nosso sistema social e pela vontade política a partir do mais alto nível”, disse o ministro.
Matéria do jornal argentino Página/12, edição impressa de hoje, dia primeiro
Cuba se converteu no primeiro país do mundo a receber o certificado da Organização Mundial da Saúde (OMS) por haver eliminado a transmissão do vírus da Aids (VIH) e da sífilis de mãe para filho. O anúncio desta conquista foi feito pelo ministro da Saúde Pública cubano, Roberto Morales Ojeda, na sede em Washington da Organização Panamericana da Saúde (OPS/OMS), cujos estados membros se comprometeram em 2010 a conseguir esta meta o mais tardar até 2020.
“Tudo foi possível por nosso sistema social e pela vontade política a partir do mais alto nível. Isso é o que permitiu que um país com escassos recursos tenha realizado tais conquistas”, disse o ministro cubano. Ojeda atribuiu a realização ao sistema de saúde implantado após o triunfo da Revolução Cubana há mais de meio século, um modelo que definiu como “gratuito, acessível, regionalizado e integral”.
Continua em espanhol, com traduções parciais:
La directora de la OPS, Carissa Etienne, coincidió (concordou) con el diagnóstico del ministro y destacó el papel clave (chave, fundamental) que tuvo en esos resultados el “robusto” sistema de salud de Cuba, un país con “una larga historia de sanidad pública universal basada en la atención primaria”. “Hemos demostrado (Demonstramos) que en países como Chile, Brasil o (ou) Costa Rica hemos sido (fomos) capaces de reducir el nivel de transmisión a menos del 5 por ciento a medida que se amplía la cobertura sanitaria. Lo que ha logrado Cuba es posible”, añadió (acrescentou) Etienne, para subrayar que el hito (a conquista) de la isla caribeña es “inspirador” para la región y el resto del mundo.
Cada año, alrededor de 1,4 millón de mujeres con VIH quedan embarazadas (ficam grávidas) en el mundo. Si no reciben tratamiento, tienen entre un 15 por ciento y un 45 por ciento de posibilidades de transmitir el virus a sus hijos durante el embarazo (a seus filhos durante a gravidez), el parto o la lactancia (ou a amamentação). Sin embargo, ese riesgo se reduce a poco más del 1 por ciento si se suministran antirretrovirales a las madres y a los niños (se se aplicam anti-vírus às mães e aos filhos) en las etapas en las que puede producirse la infección.
En cuanto a la sífilis, casi un millón de embarazadas (grávidas) en todo el mundo se infectan anualmente, lo que puede derivar en muerte fetal, muerte perinatal o (ou) infecciones neonatales graves. Esas consecuencias pueden evitarse con mecanismos simples y económicos de detección y tratamiento de esta enfermedad durante el embarazo (a gravidez), como la penicilina.
Entre los pasos que Cuba dio para eliminar la transmisión vertical de estas enfermedades destaca el acceso garantizado a la atención prenatal y a las pruebas del VIH y la sífilis para las embarazadas y sus parejas (e seus parceiros). Además, la OPS señala los tratamientos que la sanidad cubana proporcionó a las mujeres que dan positivo y a sus bebés, así como los programas de prevención de estas enfermedades antes y después del embarazo.
El ministro de Salud cubano ofreció ayuda a otras naciones para exportar ese modelo de éxito: “Estamos en total disposición de ayudar a otros países”, dijo, para indicar que ya recibió solicitudes de otras naciones, por ejemplo de países africanos.
“Imagino que el nuevo tiempo político entre Cuba y Estados Unidos sólo puede ayudar a conseguir este logro, pero Cuba también ha trabajado con otros miembros de la organización para incrementar el acceso a la salud”, comentó la directora de la OPS. La OMS considera que un país eliminó la transmisión vertical del VIH cuando se registran menos de dos (2) bebés infectados por cada 100 nacidos de madres portadoras del virus. El baremo para la sífilis es de menos de 1 caso por cada 2000 nacidos de madres con la enfermedad. En Cuba, sólo dos (2) bebes nacieron con VIH en 2013 y sólo tres nacieron con sífilis congénita.
En mayo de 2014, se creó un comité regional para certificar la eliminación de la transmisión vertical de estas enfermedades, con 14 expertos independientes que son los encargados de evaluar qué países pueden ser recomendados para obtener esa validación. Cuba fue el primer país en solicitar la evaluación, un proceso que iniciaron Barbados, Jamaica, Anguila y las Islas Vírgenes. También se estableció un primer contacto con Guatemala, El Salvador y Chile.
Seis países de la región cumplen las condiciones para solicitar la validación de la OMS: Anguila, Barbados, Canadá, Estados Unidos, Montserrat y Puerto Rico. En el continente, según datos proporcionados por los países (no certificados por la OMS), hasta ahora ocho (8) países eliminaron solo la transmisión del VIH de madre a hijo y 14 sólo la transmisión de la sífilis congénita.
El certificado de la OMS, que hay que solicitar y para el que hay un proceso de evaluación independiente, se entregará a las naciones que, como Cuba, eliminen la transmisión vertical tanto del VIH como de la sífilis.
Se estima que el número de niños que nacieron con VIH en el continente se redujo un 45 por ciento entre 2010 y 2013, con un total de 2324 casos ese año.

Tradução (parcial): Jadson Oliveira

Nenhum comentário: