quinta-feira, 11 de junho de 2015

CÚPULA CELAC-UNIÃO EUROPEIA: CUBA E VENEZUELA, AS PRINCIPAIS POLÊMICAS

Rafael Correa, Michelle Bachelet e Evo Morales sorriem durante a abertura do encontro (Foto: EFE/Página/12)
Começou a Cúpula CELAC-EU buscando quebrar arestas para uma declaração final: o restabelecimento das relações entre Havana e Washington e as sanções a Venezuela centraram o debate.
Matéria do jornal argentino Página/12, edição impressa de hoje, dia 11 (em espanhol, com traduções pontuais)
La cumbre (A cúpula) entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE) comenzó ayer (ontem) en Bruselas con una agenda basada (baseada) en reforzar la cooperación entre ambos bloques. Los principales temas tratados fueron el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y la situación de Venezuela, cuestión en la que la Celac y la UE buscaban alcanzar una declaración común respecto de condenar las sanciones económicas norteamericanas que pesan sobre Caracas.
Durante la ceremonia de apertura del foro, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa elogió el acercamiento (aproximação) entre La Habana y Washington. “Celebramos el triunfo de la dignidad y soberanía del pueblo cubano. Pero aún queda (Mas ainda fica) por extirpar el inhumano e ilegal bloqueo económico y la devolución del territorio ocupado de Guantánamo, uno de los restos de colonialismo en América”, subrayó el mandatario, que ostenta la presidencia pro témpore de la Celac. El presidente ecuatoriano llamó a reducir las desigualdades en América latina, la cual calificó como la “región más inequitativa del planeta”. Correa pidió ante empresarios europeos y responsables de las instituciones del Viejo Continente “la generación de empleo (emprego)  justo” y subrayó que la “difusión del conocimiento y el fortalecimiento de las capacidades y talentos son herramientas (são ferramentas) para disminuir la inequidad”.
Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, también saludó el proceso de normalización de dos (2) rivales históricos. Además, aseguró que la UE está determinada a concluir la negociación de su primer acuerdo bilateral con la isla (com a ilha). “Apoyamos el proceso de modernización de Cuba y estamos comprometidos con concluir nuestras negociaciones de un acuerdo de diálogo político y cooperación”, manifestó.
El otro aspecto principal tratado ayer durante la cita (ontem durante o encontro) fue la situación de Venezuela respecto a Estados Unidos, cuestión en la que ambos bloques mostraron posiciones disímiles (diferentes). El presidente ecuatoriano instó a Estados Unidos, en nombre de la Celac, a que ponga fin a las sanciones impuestas a Venezuela por atentar contra su seguridad nacional. “Rechazamos y demandamos la derogatoria (a revogação) de la orden ejecutiva emitida por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, imponiendo sanciones unilaterales a Venezuela por supuestamente constituir un peligro para la seguridad de Estados Unidos”, señaló Correa. “La orden, además del ridículo argumento, viola flagrantemente el derecho internacional y particularmente el artículo tres de la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA)”, añadió.
La Celac propuso un párrafo en la declaración final de la cumbre que condena y rechaza las acusaciones de Washington contra Caracas, pero esta mención había sido rechazada por los europeos. Sin embargo (No entanto), hacia el final de la primera jornada, el vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza, indicó que los negociadores de ambos bloques alcanzaron un acuerdo para incluir en la declaración final una mención sobre las sanciones de Estados Unidos a Venezuela. “Quedó (Ficou) en la declaración final que mañana (por hoy) firmaremos en nombre del presidente Maduro un párrafo donde la Celac expresa su preocupación y la UE acoge esa preocupación”, dijo al término de la jornada de trabajo.
La cita de Bruselas se celebra mientras (enquanto) varios políticos opositores encarcelados en Venezuela se encuentran en huelga de hambre (em greve de fome). Esta situación impedía un acuerdo entre ambos bloques, ya que contrasta la posición europea (hacer un señalamiento en común respecto de las dificultades políticas del país) y la latinoamericana (que sostiene la necesidad de no interferir en la gestión de un país soberano).
Aunque el presidente venezolano, Nicolás Maduro, fue uno de los grandes ausentes – junto a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner y su par cubano, Raúl Castro –, agradeció a Correa que llevase su voz a la capital belga.
En el plano económico, la canciller alemana, Angela Merkel, pidió no quedarse atrás en las relaciones comerciales con América latina. “Hemos visto que China está construyendo relaciones económicas muy intensas con los países latinoamericanos. También debería intensificarse el comercio entre Europa y Latinoamérica”, advirtió.
La Celac, integrada por 33 países, es sólo el quinto socio comercial en importancia de la UE, por detrás de Estados Unidos, China, Rusia y Suiza. El año pasado las exportaciones conjuntas del bloque europeo al latinoamericano disminuyeron un 5,8 por ciento respecto del año anterior.

Tradução (parcial): Jadson Oliveira

Nenhum comentário: