domingo, 17 de maio de 2015

PERU: MINEIROS ANUNCIAM GREVE NACIONAL APÓS 50 DIAS DE VIOLÊNCIA

Policiais e manifestantes se enfrentam em Mollendo, província de Islay (Foto: AFP/Página/12)
Depois dum discurso do presidente Humala, a mineradora mexicana anunciou que suspendia seu projeto por dois meses numa tentativa de parar os protestos na província de Islay, que em mais de 50 dias deixaram três mortos e mais de 200 feridos.
Matéria do jornal argentino Página/12, edição impressa de hoje, dia 17 (em espanhol, com traduções pontuais)
Organizaciones sociales y civiles de siete (7) regiones del sur de Perú convocaron ayer (ontem) a un paro de 48 horas, para el 27 y 28 de este mes, en rechazo al proyecto minero Tía María, de la Southern Copper, filial del Grupo México. Los dirigentes se reunieron ayer (ontem) durante más de cuatro horas para analizar las medidas que iban (iam) a tomar después de que la Southern anunciara ayer que iba a hacer una “pausa” de dos (2) meses en la implementación del proyecto para conversar con sus opositores.
Al término de la cita (da reunião), los representantes conformaron un comité de lucha y convocaron a un “paro (paralisação) macrorregional” en Arequipa, Cuzco, Tacna y Puno, al que se unirán con movilizaciones representantes de Apurímac, Ayacucho y Cajamarca, informó la emisora RPP Noticias. La protesta, señalaron, se realizará también para rechazar la gestión del presidente Ollanta Humala y puede convertirse en una huelga (greve) indefinida a partir de junio próximo.
Tras (Após) el anuncio de Southern, que intentó frenar las protestas en la provincia de Islay contra el proyecto minero, que en más de 50 días han dejado tres muertos y más de doscientos heridos, esa localidad se mantuvo en calma aunque con las principales vías de comunicación bloqueadas.
Medios (Meios de comunicação) locales informaron que en Cocachara, el centro de las protestas contra el proyecto, algunos comercios (lojas, casas comerciais) volvieron a atender al público y no se produjeron choques contra las fuerzas de seguridad. Pobladores (Habitantes) de Cocachara consideran que el proyecto minero puede afectar su agricultura y contaminar la ciudad.
El procurador del Ministerio del Interior, Juan Carlos Portocarrero, también informó ayer (ontem) que la detención del dirigente Pepe Julio Gutiérrez, el principal promotor de las protestas, se ha ampliado a siete (7) días, mientras (enquanto) se lo investiga por la acusación de haber pedido dinero a la minera para levantar la protesta. Las protestas en la provincia de Islay, a las que en la última semana se sumaron manifestaciones en Arequipa y en Lima, han frenado (frearam) temporalmente el proyecto minero del Grupo México, cuestionado por los defensores de la agricultura en Perú.
Southern contempla la inversión (o investimento) de unos 1400 millones (1,4 bilhão) de dólares para la construcción de Tía María, cuya producción estimada es de 120 mil toneladas métricas anuales de cátodos de cobre a partir del inicio de sus operaciones.
Humala descartó ayer (ontem) que el Ejecutivo vaya a cancelar el proyecto de manera unilateral, porque consideró que su país se arriesga (arrisca) a ser denunciado ante los tribunales internacionales. “Demando a la empresa a cargo del proyecto minero Tía María a que manifieste su voluntad y ejecute acciones concretas para generar las bases del entendimiento requeridas para lograr la paz social y el desarrollo (e o desenvolvimento)”, dijo Humala en un mensaje televisado. En su mensaje el presidente descartó la suspensión del proyecto. “No se puede suspender lo que no se ha iniciado”, dijo, recordando que Tía María aún no ha empezado a construirse, pero que se espera entre en operación en 2017. “El Estado no puede adoptar una decisión unilateral que no esté regida por el marco de la ley, porque una decisión arbitraria lo expondría a demandas internacionales por incumplimiento”, agregó, para luego dejar el balón en territorio (em seguida passar o problema para as mãos) de Southern.
La compañía acusó inmediato recibo del mensaje, y a través de un comunicado, hizo un llamado a la paz y pidió una “pausa” para buscar soluciones al conflicto. “Le solicitamos el tiempo y las facilidades necesarias para poder socializar el proyecto y despejar todas las dudas (e avaliar todas as dúvidas) existentes en los próximos 60 días”, dijo el presidente ejecutivo de Southern Perú, Oscar González Rocha, en el documento. En Perú, segundo mayor productor mundial de cobre, la minería es clave (a mineração é fundamental) para su crecimiento económico.
En su mensaje del jueves (de quinta-feira), Humala reiteró que Tía María “cumple con los requisitos exigidos por la ley”, pero estas explicaciones no han sido suficientes para los pobladores (para os habitantes), que se oponen al proyecto valuado en 1400 millones (estimado em 1,4 bilhão) de dólares. Humala aseguró que el envío de tropas policiales y militares a la zona en conflicto no es para defender “intereses individuales o (ou) de una empresa en particular, sino el estado de derecho, la estabilidad jurídica, el marco legal del país y las condiciones para la buena convivencia”.
Para ayudar en la contención de las protestas, el gobierno envió a Islay el pasado sábado un contingente de las fuerzas armadas, mientras evalúa (enquanto avalia) la posibilidad de decretar el estado de emergencia que permitiría a los militares tomar el control de la zona. “La gente estaba esperando que se suspenda el proyecto (...). No sé qué va a pasar en Arequipa (...). En estas condiciones, que han causado tanto sufrimiento material y físico, este proyecto ya no va, está muerto”, dijo por su parte el dirigente del movimiento ambientalista Tierra y Libertad, a Canal N.
Detido importante dirigente dos manifestantes 
Las protestas contra la industria de extracción de recursos naturales se han intensificado en Perú a un año de las elecciones generales.
Según la Defensoría del Pueblo, hasta marzo se contabilizaron 211 conflictos sociales. De éstos, casi el 67 por ciento son socioambientales.
El llamado al entendimiento por parte del presidente ocurre en momentos en que un importante dirigente vinculado con las violentas protestas contra Tía María fue detenido. Se trata de Pepe Julio Gutiérrez, presidente del Frente de Defensa del Valle del Tambo, acusado de extorsión, resistencia a la autoridad y asociación ilícita para delinquir.
Según la denuncia, Gutiérrez habría pedido dinero para poner fin a las protestas contra el proyecto que iniciaron el 23 de marzo y han dejado a la fecha dos (e deixaram até esta data dois) civiles y un policía muerto, decenas de heridos y daños. La denuncia se sustenta en una grabación de una conversación.
El gobierno busca que la detención sea ampliada por el delito de homicidio, debido a la muerte de un policía en las protestas, que fue agredido a golpes con una cadena por manifestantes. Según reportes de prensa regional, Gutiérrez calificó de “injusta” su detención y responsabilizó al presidente Humala del hecho (pelo fato).
El presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, así como algunos integrantes del gabinete, acudieron al Congreso el viernes (na sexta-feira) para explicar las acciones del gobierno frente a este conflicto. “Todas aquellas personas que violan la ley, deben estar sujetas a investigación y acusación (...). Hemos escuchado (Escutamos) ese audio donde no se defendía a Arequipa, el medio ambiente o (ou) la agricultura. Lo que había era corrupción”, dijo Cateriano a la prensa, al llegar al Parlamento.

Tradução (parcial): Jadson Oliveira

Nenhum comentário: