domingo, 12 de abril de 2015

VENEZUELA X EUA: PARA FREAR UMA INSENSATEZ

Maduro convidou Obama a “conversar” e a não tratar a Venezuela com “desprezo” (Foto: AFP/Página/12)
Duras críticas de Maduro, Evo, Correa e Cristina a Obama pelas ameaças contra a Venezuela: os líderes do bloco progressista pediram a revogação do decreto de Obama que declara Caracas como uma ameaça e fizeram finca-pé nas sanções impostas a esse país pelos Estados Unidos, país que denunciaram como intervencionista.
Do jornal argentino Página/12, edição impressa de hoje, dia 12 (em espanhol, com traduções pontuais)
Los mandatarios latinoamericanos aprovecharon la presencia de su par norteamericano Barack Obama para increparlo (criticá-lo) por la política que ejerce su gobierno sobre los países de la región. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, y sus pares boliviano y ecuatoriano, Evo Morales y Rafael Correa, respectivamente, hicieron hincapié (fizeram finca-pé) en las sanciones económicas impuestas a Venezuela y la injerencia que Estados Unidos ejerce sobre los países de la región. La presidenta argentina Cristina Kirchner también criticó el decreto estadounidense que declara a Venezuela como una amenaza para la primera potencia mundial, al que llamó “una sinrazón (insensatez) y una pena” (ver página 5 – matéria com Cristina será postada).
Nicolás Maduro
Maduro rechazó ayer (ontem) el decreto del gobierno norteamericano que promovió sanciones contra funcionarios bolivarianos y declaró al país como una amenaza inusual y extraordinaria contra su seguridad interna, y convocó a su par estadounidense al diálogo. Al tomar la voz en la Cumbre, que deliberó en el Salón de Convenciones de Atlapa (Atlántico-Pacífico), Maduro invitó (convidou) a Obama, presente en el recinto, a “conversar”, porque de lo contrario entendería que el jefe demócrata trata con “desprecio” a Venezuela. Maduro le reclamó que Estados Unidos derogue (revogue) el decreto y tome las medidas legales correspondientes para detener las conspiraciones que, a juicio (na opinião) del presidente venezolano, son planificadas desde Miami y Nueva York. “Tenemos videos de los planes para matarme y dar un golpe de Estado que se encontraron en la embajada de Estados Unidos en Venezuela; esto es inconcebible, presidente Obama”, enfatizó. Para Maduro, Obama “ha cometido una agresión” con su decreto, aunque dejó en claro que el mandatario norteamericano “no es” como su antecesor en la Casa Blanca, George W. Bush.
En un discurso plagado de citas a (cheio de citações de) figuras históricas y con varias menciones al ex presidente Hugo Chávez, juzgó (julgou) que “no es suficiente” que Obama haya dicho que no considera una amenaza a Venezuela, por lo que debe derogar (revogar) su decreto “amenazante”, que calificó como de “irracional e irrespetuoso”. Maduro afirmó ante las delegaciones que trajo a la cita (trouxe ao encontro) continental “más de 11 millones de firmas (assinaturas)” de venezolanos y ciudadanos de otros países de la región que rechazan el decreto, y recordó que esa posición fue compartida (compartilhada) por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Aclaró que los venezolanos “no somos antiestadounidenses, sino antiimperialistas”, y hasta se permitió admitir su gusto por el guitarrista Jimi Hendrix. “Me gustó cuando tocó el himno estadounidense en el festival de Woodstock. Fue su forma de oponerse a la guerra de Vietnam”, recordó el mandatario.
Evo Morales
Por su parte, el presidente boliviano consideró ayer (ontem) a Estados Unidos como el “primer promotor del mundo” de golpes militares. Lamentó que Washington “siga viendo a la región como su patio trasero (seu quintal)” y afirmó que la población estadounidense desea la paz en la región tanto como la latinoamericana. “La región ha cambiado (mudou) para siempre. Ya no es como antes. Ya no pueden imponer dictaduras militares. Hemos dejado (Deixamos) de ser la región obediente, disciplinada, doblegada y sumisa (submissa). Hoy tenemos un continente en rebeldía”, remarcó Morales ante las delegaciones. Advirtió que Estados Unidos tiene una postura para con América latina y el Caribe que es una mirada de “desprecio y superioridad”. El presidente boliviano ironizó sobre la presencia de supuestos agentes encubiertos operando en su país y sobre la expulsión de personal diplomático que ocurrió en 2008. “¿Qué ha hecho (fez) Bolivia para merecer castigo imperial? No hemos hecho (Não fizemos) nada que no sea pelear (lutar) por nuestra independencia. Nunca nos armamos para afectar su seguridad ni intervenimos en sus cuestiones internas. ¿Por qué nos tratan como enemigos?”, preguntó Morales directamente a su par norteamericano. El mandatario boliviano responsabilizó también a Washington de hacer que la Cumbre de Panamá concluya sin un documento final. “Lamento mucho denunciar al mundo entero que no es posible que el gobierno de Estados Unidos, con algún país, deje a este encuentro sin un documento, sin una resolución”, se quejó (se queixou). “No queremos más doctrinas Bush. Deje de lado los discursos de doble moral (dupla moral) para el pasado. Deje de lado las amenazas, los chantajes, las presiones que se cierran desde el Capitolio o (ou) la Casa Blanca sobre nuestros gobiernos”, pidió Morales a Obama al finalizar su discurso.
Rafael Correa
El ecuatoriano Rafael Correa, por su parte, rechazó ayer durante su intervención ante la Cumbre los “intervencionismos” en la región que alienta el gobierno norteamericano y calificó como “mortal” la acción de los medios de prensa concentrados en América latina. Dijo al respecto que, en la región, los monopolios de medios (de comunicação) se involucran (envolvem) en política de manera “descarada”, y añadió (acrescentou): “Una buena prensa es vital para una verdadera democracia; una mala es mortal, y la prensa latinoamericana es mala, muy mala”. En su discurso, Correa rechazó las sanciones que el gobierno de Estados Unidos impuso a Venezuela que, según indicó, “violan flagrantemente el Derecho Internacional y particularmente el literal E del artículo tercero de la carta de la OEA”, y que los pueblos no aceptarán la tutela, la injerencia ni la intervención de “ningún país”. En otro momento de su alocución, le dijo a Obama que su país mantiene “intervenciones ilegales” en la región y “sostiene (sustenta)” a elites de poder que avanzan sobre América latina. Correa también celebró la presencia de Cuba en el foro y las negociaciones de acercamiento diplomático con Estados Unidos. Sin embargo (No entanto), también reparó en las cuentas pendientes. “Aún está pendiente el inhumano bloqueo comercial y la devolución del territorio de Guantánamo”, enfatizó.

Tradução (parcial): Jadson Oliveira

Nenhum comentário: