sábado, 11 de abril de 2015

COLOMBIANOS VÃO ÀS RUAS PELO FIM DO CONFLITO ARMADO

Presidente Juan Manuel Santos e Gustavo Petro (prefeito de Bogotá) na homenagem às vítimas  (Fotos: reproduzidas do El Telégrafo)
Com manifestações massivas nas principais cidades do país, na quinta-feira, dia 9, a Colômbia voltou a chamar a atenção do mundo sobre a importância de acabar com o conflito armado que já dura mais de 50 anos.

Por Gustavo Veloza, correspondente em Bogotá do jornal equatoriano El Telégrafo, de 10/04/2015 (em espanhol)

Desde políticos, amas de casa, jóvenes, viejos, desempleados, inválidos, exguerrilleros, campesinos, la mayor parte víctimas de la guerra, salieron a las calles de las ciudades para conmemorar el 9 de abril, que por ley y desde el 2011, estableció como el día de las víctimas.
La marcha por la paz y conmemoración del"Día de la memoria y la solidaridad con las víctimas"fue presidida por elpresidente Juan Manuel Santos y por el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.
En el primer evento del día, Santos presentó una ofrenda floral por los caídos en el marco del conflicto armado, acompañado de su esposa, María Clemencia Rodríguez, y de miembros de su gabinete como elministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón,y el de Hacienda, Mauricio Cárdenas.
"Hoy estamos conmemorando a las víctimas de esta absurda guerra en la que nos hemos enfrascado durante 50 años o más, y que por fin estamos viendo la posibilidad de una paz", dijo Santos tras la ofrenda floral, en referencia a los avances en los diálogos de paz.
El mandatario inició luego una primera etapa de la marcha por las calles de la capital para dirigirse a un terreno en el centro de la ciudad y colocar -junto al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro- la primera piedra de unmuseo en honor a las víctimas del conflicto. También con Petro, Santos encendió una "llama por la paz", en compañía de líderes sociales y víctimas.
Mensajes claves
Miles de personas que se congregaron desde temprano en las calles de Bogotá, muchas de ellas vestidas de blanco o con carteles alusivos a la paz, marcharon junto a Petro y otros líderes de izquierda.
Para el politólogo Bernardo Ramírez, esta clase de marchas, “son positivas para el país porque mandan un mensaje importante, sobre todo ahora que el Gobierno y las Farc están en camino de culminar con éxito los diálogos de paz”.
Para el investigador, también estos eventos sirven para que miles de colombianos que han resultado afectados por el conflicto armado, salgan como una sola voz para que sean tenidos en cuenta por la sociedad.
Por su parte, el dirigente de izquierda, Rodrigo Hinestroza, señaló que “este día es para la paz pero también para que la sociedad se dé cuenta que debe atender a las víctimas. Precisamente, parte de esa reparación, contemplada en la Ley de Víctimas, es la celebración de un día en homenaje a ellas cada 9 de abril. Más que una conmemoración, esta fecha se ha convertido en la oportunidad para hacer visible la enorme tarea que queda por delante, con marchas y protestas.
Los indígenas
Este respaldo está acompañado de propuestas y exigencias políticas. “Con nosotros cuentan para la paz nunca para la guerra”, dijo enérgico Luis Fernando Arias, consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), una de las convocantes y quienes encabezaron la marcha en Bogotá.
Nasas, huitotos, wayuus, pijaos, muiscas y emberas, entre otros indígenas, marcharon con un solo bastón por la paz: un palo de chonta de seis metros con los colores del movimiento indígena, el cual sembraron en el Centro Distrital de Memoria.
“Nuestros territorios han sido los escenarios de la confrontación. No queremos ni una víctima más. El propósito de esta marcha es una apuesta para que haya un cese del fuego bilateral y se inicien de una buena vez las negociaciones con el Eln”, aseguró Arias.

Asimismo, las banderas de la Marcha Patriótica, se hicieron notar: “nosotros salimos con tres grandes banderas: un cese bilateral del fuego, transformaciones sociales, como garantías políticas y menos desigualdad en el campo, y la tercera y central, la necesidad de una asamblea nacional constituyente, porque está claro que con la actual institucionalidad del país, sobre todo ante los escándalos de la Rama Judicial, no vamos a poder construir la sociedad del posacuerdo”, afirmó David Flórez, vocero de Marcha Patriótica. Tales ideas han sido respaldadas plenamente por Piedad Córdoba y el Distrito, de acuerdo con Ana Teresa Bernal, alta consejera distrital para los derechos de las víctimas.

Nenhum comentário: