quarta-feira, 25 de fevereiro de 2015

VENEZUELA: PREOCUPAÇÃO E APOIO DA REGIÃO

Maduro assegurou em meados deste mês que havia sido desbaratado um plano de golpe de Estado (Foto: Página/12)
PERU, URUGUAI, EQUADOR E CUBA EXORTARAM AO DIÁLOGO 

Países da Unasul reagiram após a denúncia de Maduro de um plano desestabilizador e a recente detenção do prefeito (metropolitano) de Caracas, o opositor Antonio Ledezma, acusado de conspiração. Os Estados Unidos negaram “planos ingerencistas”.

Matéria do jornal argentino Página/12, edição impressa de hoje, dia 25 (em espanhol)
 
Perú, Uruguay, Ecuador y Cuba se unieron ayer en su preocupación por la delicada situación que vive Venezuelgikfkfkfa tras la denuncia de Nicolás Maduro de un plan desestabilizador y la reciente detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, acusado de conspiración y asociación para delinquir. Por su parte, Estados Unidos rechazó las acusaciones de Caracas de injerencia en los asuntos internos.

El gobierno peruano expresó que no calificará la situación política actual en Venezuela, donde la semana pasada fue detenido el dirigente opositor Ledezma, pero “sí promoverá vías de solución por el diálogo”, afirmó ayer su canciller, Gonzalo Gutiérrez. La fiscalía apuntó que Ledezma fue encarcelado por su supuesta vinculación con unos estudiantes venezolanos apresados tras su expulsión de Colombia en septiembre pasado y acusados de conspiración para la rebelión poco después.

El canciller del gobierno de Humala insistió en que no cree que “podamos ni debamos cejar en el esfuerzo de promover el diálogo en Venezuela”. Gutiérrez informó que los cancilleres de Ecuador, Colombia y Brasil están en conversaciones para promover la reanudación de los contactos en Venezuela y, en ese sentido, indicó que es probable realizar una reunión a nivel de ministros de Relaciones Exteriores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). “Esto no es fortuito, no es un saludo a la bandera, es la expresión de que hay una preocupación”, declaró el ministro.

“Nuestra posición es de inquietud sobre lo que está ocurriendo; Perú siente inquietud por los hechos ocurridos, particularmente en torno de los hechos al alcalde de Caracas”, agregó, y consideró que en Venezuela no habrá una solución “impuesta desde afuera”, razón por la cual debe ser alcanzada por los propios venezolanos con la ayuda de países amigos.

En tanto, su colega ecuatoriano, Ricardo Patiño, aseguró que defender la democracia en Venezuela es también hacerlo por la paz en la región y dijo que la Unasur podría jugar un papel importante en la solución del conflicto interno en ese país.

En una entrevista con el canal RTS, Patiño recordó que la Unasur ya intervino en febrero del año pasado, cuando apoyó gestiones que lograron poner fin a una escalada de violencia política en Venezuela. Aseveró que el gobierno y el pueblo de Venezuela tienen todo el ánimo para solucionar el conflicto y reiteró que por ello Unasur está dispuesta a colaborar. Patiño forma parte de una terna de cancilleres sudamericanos designados por Unasur para visitar en los próximos días Caracas, con el fin de apoyar a una solución a la conflictiva situación interna. “Es fundamental lo que pueda hacer tanto Venezuela como lo que podamos hacer nosotros para defender la democracia, que además es defender la paz en la región”, subrayó Patiño.

Por su parte, el gobernante Frente Amplio de Uruguay rechazó “los intentos de desestabilización” y “la injerencia externa” en Venezuela a propósito de la detención del alcalde de Caracas. En un documento que consta de seis puntos, el secretariado ejecutivo de la coalición de centroizquierda respaldó la “institucionalidad del pueblo venezolano”, de la que surge la “legitimidad” de Maduro. El FA mostró su “confianza en que los ciudadanos acusados de desarrollar acciones en contra de la institucionalidad democrática de la República Bolivariana de Venezuela contarán con todas las garantías jurídicas en el marco del debido proceso”.

Maduro aseguró a mediados de este mes que había sido frustrado un plan de golpe de Estado que, según él, había sido “trazado” desde Washington y en el que habían participado militares y dirigentes opositores venezolanos. En ese supuesto complot fueron detenidos siete oficiales de la aviación militar, que figuran como supuestos autores materiales de planes que el gobernante achaca a dirigentes de la oposición, entre ellos Ledezma, quienes –según el mandatario– cuentan con financiación estadounidense. En una marcha de apoyo al gobierno en la región occidental de Yacacuy, Maduro insistió ayer en acusar a Washington. “La embajada de Estados Unidos en Caracas sigue buscando militares para ofrecerles dinero.”

El gobierno norteamericano aseguró ayer que, en sus conversaciones privadas con varios países de la región, está trasladando el mensaje de que las acusaciones de Maduro sobre un intento de golpe orquestado desde Washington son “falsas” y “ridículas”. La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, confirmó en su conferencia de prensa diaria que Estados Unidos está comentando con otros países del continente la reciente acusación del presidente de Venezuela sobre la implicación del gobierno estadounidense en un plan de golpe para derrocarlo. “El gobierno de Venezuela tiene que dejar de culpar a Estados Unidos y a otros miembros de la comunidad internacional por cosas que suceden dentro de Venezuela (...). Y centrarse más en los retos dentro de su propio país, porque esto es sólo un esfuerzo para distraer”, dijo Psaki.

En tanto, Cuba, estrecho aliado de Venezuela, rechazó las “acciones injerencistas” de Estados Unidos y de la Organización de Estados Americanos (OEA), “que alientan y promueven la subversión interna, en violación a la soberanía del pueblo venezolano”, según una declaración difundida por la Cancillería de la isla.

Espanha: Medo de expropriação

El gobierno de Mariano Rajoy dijo temer que el presidente Nicolás Maduro expropie sus empresas en represalia a su creencia de que el país europeo es parte de un plan desestabilizador de su democracia urdido junto a Colombia y Estados Unidos, según publicó ayer el diario español El Mundo.

“Desde Madrid, la derecha; de Bogotá, la ultraderecha, y de Miami, la ultraderecha, han hecho un eje Madrid-Bogotá-Miami para conspirar contra nuestra patria, y todos los días sacan barbaridades de Venezuela”, denunció el presidente bolivariano. El Centro Nacional de Inteligencia de España (CNI) habría extremado su vigilancia para proteger los intereses de las empresas españolas en Venezuela, según fuentes cercanas al organismo citadas por el diario conservador. Un informe oficial que maneja el gobierno y al que tuvo acceso El Mundo indica que compañías como Telefónica, Repsol, BBVA o Mapfre acumulan un riesgo de, al menos, 9000 millones de euros en Venezuela.

Nenhum comentário: