sexta-feira, 27 de fevereiro de 2015

CARACAS DIVULGA PROVAS DA TENTATIVA DE GOLPE


O governo de Nicolás Maduro denunciou uma tentativa de golpe de Estado que foi abortado em 12 de fevereiro (Foto: EFE/Página/12)
O PRESIDENTE DA ASSEMBLEIA NACIONAL, DIOSDADO CABELLO, APRESENTOU A CONFISSÃO DE UM DOS MILITARES DETIDOS

Segundo revelou o tenente Lugo Calderón, o projeto desestabilizador tinha a pretensão de tomar pela força a região central do país e bombardear zonas estratégicas da capital venezuelana.

Matéria do jornal argentino Página/12, edição impressa de hoje, dia 27

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello, difundió pruebas del plan de golpe de Estado que el gobierno de Nicolás Maduro afirmó haber abortado el 12 de este mes. El proyecto desestabilizador, conocido como Plan Jericó, tenía la pretensión de tomar por la fuerza la región central del país y bombardear zonas estratégicas de Caracas, añadió el titular de la Asamblea Nacional.

En la edición del miércoles por la noche del programa conducido por Cabello, Con el mazo dando, y que contó con la participación del alcalde del municipio El Libertador de Caracas, Jorge Rodríguez, se difundieron los audios de la confesión del primer teniente de la Aviación Luis Lugo Calderón, detenido por su implicación en el intento de golpe, material que aportó nuevos detalles sobre el plan para derrocar a Maduro.

En la grabación, el teniente Calderón confesó haber sido contactado por un grupo rebelde que promovió otro plan golpista en 2014. Calderón detalló que el teniente Henry Zalazar lo invitó a grabar un video el pasado 12 de febrero, en el que llamarían a salir a las calles y varios militares pedirían la renuncia de Maduro a fin de desencadenar el caos para dar paso a los bombarderos en puntos estratégicos de la capital venezolana y bases militares en el centro del país. Los involucrados se comunicaron a través de mensajería instantánea y se referían a cada fuerza con seudónimos. A él lo llamaban Trucha o Pescado, al capitán Héctor Noguera (presente en el video en el cual se exigía la renuncia de Maduro), El Chino, y al teniente Zalazar, Cavernícola.

En otro fragmento del audio revelado por televisión, Calderón fue consultado respecto de las acciones que incluía el golpe. “El golpe consistía en tomar el casco central, desde Guatire hacia Valencia (ciudades ubicadas al este y oeste de Caracas, respectivamente)”, declaró el teniente. Y también explicó que el movimiento golpista le pidió pilotear el avión Tucano, con el cual tenían pensado bombardear sedes de ministerios, el Palacio de Miraflores (la casa de gobierno) y el canal internacional de noticias Telesur. El teniente también brindó detalles sobre las personas que impartían las directrices desde el exterior, como el teniente Eduardo Figueroa, solicitado por la Justicia, que reside en Panamá, así como el capitán Juan Carlos Caiguaripano, de quien no profundizó en detalles.

Calderón confirmó que el video sería presentado en el extranjero, a más tardar luego de Carnaval, con apoyo de la periodista venezolana Patricia Poleo –exiliada en Miami– y que sería el punto de partida para la desestabilización en las calles y para activar el movimiento insurreccional. Asimismo, el militar insurrecto confesó que la base aérea de La Carlota, en Caracas, era uno de los objetivo, así como la base Sucre de Maracay, en el estado de Aragua.

El teniente comentó que recibió un ofrecimiento por parte de un funcionario de la embajada británica en Caracas para tramitar un asilo, en caso de que no se concretara el golpe de Estado, que estaba estructurado en varias fases: la primera, denominada La Piñata; una segunda, llamada El Palazo, y una última, El Día D, el cual correspondía a la fecha en que se ejecutaría la acción golpista.

Cabello indicó durante su programa que el alcalde caraqueño Antonio Ledezma, detenido el jueves pasado por delitos contra la patria, mantuvo contacto telefónico con Carlos Manuel Osuna Saraco, alias Guillermo, uno de los financistas del intento golpista promovido por la derecha venezolana. El ex alcalde metropolitano se comunicaba con un número internacional, correspondiente a Estados Unidos, perteneciente al general de brigada Eduardo Báez Torrealba, alias Máximo. El presidente de la Asamblea Nacional señaló que este número también era utilizado por el teniente Henry Javier Salazar Moncada, implicado en el golpe de Estado denunciado por Maduro hace algunas semanas. Ya al finalizar el programa televisivo, Cabello dijo que la oposición debe admitir, ante las pruebas reveladas, que hubo un intento de golpe. “Las evidencias son notorias. Las pruebas están extremadamente claras. 

Es un golpe de Estado, y tal cual lo dijo el presidente Nicolás Maduro, muy pocos dirigentes de la oposición no sabían nada del golpe. No tienen el coraje para enfrentarlo”, dijo Cabello.

Nenhum comentário: