sábado, 24 de janeiro de 2015

CUBA E EUA: ROMPENDO ENTRAVES PARA REABERTURA DAS DUAS EMBAIXADAS



A representante de Cuba, Josefina Videl, e sua colega dos Estados Unidos, Roberta Jacobson (Foto: EFE/Página/12)  
Realizado o primeiro encontro de alto nível, desde a Guerra Fria, entre Cuba e os Estados Unidos: enquanto a delegação estadunidense procurou tratar das questões técnicas e logísticas para a reabertura de sua embaixada, os representantes cubanos responderam que antes tem que ser discutida a suspensão do bloqueio econômico à ilha.

Matéria do jornal argentino Página/12, edição de ontem, dia 23 (em espanhol)

Las delegaciones de Cuba y Estados Unidos debatieron ayer (quinta-feira, dia 22) en La Habana los pasos a seguir para la normalización de los vínculos diplomáticos entre ambos países. Los funcionarios de uno y otro Estado destacaron el avance en el restablecimiento de la relación, aunque ambos coincidieron en la persistencia de profundas diferencias bilaterales.

Las negociaciones comenzaron puntuales a las nueve de la mañana en el Palacio de Convenciones de la capital cubana. En el encuentro de ayer, la delegación estadounidense buscó tratar las cuestiones técnicas y logísticas para la reapertura de la embajada norteamericana en la capital cubana, como la eliminación de los límites al personal diplomático estadounidense, las restricciones al movimiento de miembros de la misión o las dificultades para recibir envíos del exterior. Es una prioridad para Washington cambiar (mudar) el actual esquema, en el que los diplomáticos (diplomatas) estadounidenses tienen que pedir permiso si quieren salir de la capital cubana, igual que los diplomáticos cubanos en Washington. Actualmente, no existe formalmente la embajada norteamericana en La Habana, sino que en su lugar se encuentra la Sección de Intereses de los Estados Unidos, que funciona en el edificio de la Embajada de Suiza.

Por su parte, Cuba llevó en su carpeta argumentos para defender que el restablecimiento de relaciones debe basarse en los principios del derecho internacional, en el respeto recíproco al sistema político y económico de cada uno de los países y evitar cualquier tipo de injerencia en asuntos internos.

En la última jornada de este primer encuentro de alto nivel entre funcionarios de Cuba y EE.UU. desde el inicio de la Guerra Fría, la delegación cubana fue liderada por la directora para EE.UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal, mientras que la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, lideró el cuerpo diplomático norteamericano.

“Nuestro esfuerzo de normalizar las relaciones será un proceso muy largo y no se va a limitar a establecer relaciones o a la apertura de las embajadas. Hoy hemos dado nuevos pasos en nuestra nueva dirección”, afirmó Jacobson en una conferencia de prensa. La funcionaria norteamericana explicó que ambas delegaciones debatieron en términos concretos las medidas que han de tomar para normalizar sus vínculos.

“Hay que reconocer obviamente que como nuestros presidentes han tomado la decisión de superar más de 50 años de una relación que no se basaba en confianza, hay temas que debatir antes de poder restablecer esa relación, y por eso se van a llevar a cabo conversaciones futuras”, señaló la diplomática estadounidense. Jacobson recalcó que el asunto de los derechos humanos sigue siendo fundamental para su país de cara al restablecimiento de sus relaciones con Cuba, y afirmó que dicho tema sí fue abordado en las conversaciones de ayer.

Sin embargo, Vidal sostuvo que la cuestión de los derechos humanos todavía no fue tratada en la mesa de negociaciones. La funcionaria cubana señaló que la reunión bilateral sostenida ayer por la mañana fue única y exclusivamente para el restablecimiento de relaciones y la apertura de embajadas. La funcionaria cubana remarcó que si bien su gobierno ratificó su compromiso con el restablecimiento de los vínculos bilaterales, ambos países deberán resolver antes temas como el levantamiento del bloqueo, paso que, aseguró, será esencial para encarrilar los vínculos.

“Por nuestra parte trasladamos que sería difícil de explicar que se ha producido un restablecimiento de relaciones mientras (enquanto) nuestro país continúa injustamente en la lista (estadounidense) de patrocinadores de terrorismo internacional”, señaló Vidal.

La representante de la isla afirmó que pretende relaciones civilizadas entre dos países que tienen profundas diferencias y concepciones distintas sobre distintos temas, pero que pueden convivir en forma pacífica respetando esas diferencias y, a su vez, identificando oportunidades para encontrar áreas de interés común beneficiosas para cada Estado.

“Los principios sobre los que deben ser restablecidas las relaciones son los del derecho internacional sobre este asunto y de la Convención de Viena”, subrayó Carlos Machín, subdirector de la Dirección General de Estados Unidos de la Cancillería cubana. Según el número dos de la delegación cubana, el ambiente en el que se desarrollaron las relaciones fue de respeto y distendido. “Mírenme la cara, creo que reflejo el espíritu con que hemos estado conversando hasta el momento”, agregó el diplomático cubano con un gesto relajado.

Las líderes de las dos (2) delegaciones informaron que para avanzar en los siguientes pasos para la instalación de las embajadas quedaron pendientes nuevos encuentros en fechas a definir. La ronda de conversaciones entre ambos Estados se inició el miércoles con charlas (iniciou-se na quarta-feira com conversas) que abordaron la cuestión migratoria.

Nenhum comentário: