sexta-feira, 13 de junho de 2014

COPA DO MUNDO E INTEGRAÇÃO REGIONAL: AMÉRICA DO SUL PARA OS SUL-AMERICANOS



En Sudamérica se jugaron cuatro Mundiales: Uruguay 1930, Brasil 1950, Chile 1962 y Argentina 1978. Siempre salieron campeones los equipos de la región.
LOS EQUIPOS DE LA REGION, COMPETITIVOS COMO NUNCA

Sudamérica para los sudamericanos

Matéria do jornal argentino Página/12, edição de ontem, dia 12 (o título acima é uma adaptação deste blog)

Seis de los diez integrantes de la Conmebol (Confederação Sul-americana de Futebol) disputarán la Copa del Mundo. Desde Uruguay 1930, cuando se presentaron siete seleccionados sudamericanos para hacer número, que la región no presenta una dotación tan numerosa ni potente.

COLOMBIA

Hay hambre de gloria (Há fome de glória)

Con José Pekerman en el banco, la selección colombiana encontró el orden que necesitaba, clave para recuperar su identidad como equipo de buen juego, con la tenencia de la pelota como prioridad. Habrá que ver cómo responde ante la ausencia de su líder Radamel Falcao, que recién se definió hace diez días. Igualmente, cuenta con una generación de buenos futbolistas, con experiencia en Europa y hambre de gloria. A favor también tiene un grupo clasificatorio no tan exigente, con rivales a los que podría superar sin que sea una sorpresa.

ECUADOR

Puede ser sorpresa (Pode ser surpresa)

En los papeles, la selección que comanda el colombiano Reinaldo Rueda es la sudamericana que llega con menos aspiraciones a Brasil. Con menos talento que en otras ediciones, su estrella es Antonio Valencia, figura del Manchester United, pero necesita que Felipe Caicedo o Michael Arroyo se confirmen como socios confiables para tener mayores posibilidades. El grupo clasificatorio, con Suiza y Francia como favoritos, pinta difícil, pero no imposible. Debería derrotar a Honduras y jugarse el pase ante los suizos. Por eso, si lo supera, será una grata sorpresa.

CHILE

La zona es su escollo (A chave – com Espanha e Holanda – é seu risco)

Bajo el legado del ciclo de Marcelo Bielsa y con uno de sus mejores discípulos como Jorge Sampaoli en el banco de suplentes, la selección chilena irá en busca de mejorar lo hecho en Sudáfrica, aunque tendrá que lidiar con un grupo complicado, compartiendo zona con los dos últimos finalistas. A favor cuenta con una generación de futbolistas talentosos, con una buena experiencia en Europa. El mayor problema es el estado físico de Arturo Vidal, su caudillo futbolístico, que viene lesionado y no se sabe si podrá jugar ante Australia.

BRASIL

Fuerte en defensa (Forte na defesa)

Como pocas veces en su historia, Brasil tiene mayor potencial en su última línea que en los puestos de ataque, con centrales potentes y confiables y con sus habituales laterales-punteros. Suena raro, pero al conjunto de Scolari no le sobra talento, más allá de las cualidades de Neymar. Por eso, sus posibilidades están cimentadas en que pueda conseguir un buen juego de conjunto, que se potencie a partir del apoyo del público. La Copa Confederaciones fue una muestra, con un rendimiento superior al que podían hacer presagiar los nombres en el campo.

URUGUAY

Siempre tras la hazaña (Sempre buscando a façanha)

Semifinalista en la edición anterior, la Celeste parece haber envejecido, sin el recambio de jerarquía necesario para darle aire fresco al plantel de hace cuatro años, más allá de que Luis Suárez, en el mismo período, se transformó en un delantero top mundial. La incógnita es su estado físico, tras la operación de meniscos. El grupo uruguayo no es nada fácil, con Inglaterra e Italia como rivales, pero esa circunstancia puede ser favorable, para una Selección que históricamente se siente mucho más cómoda buscando la hazaña que ratificando favoritismos.

ARGENTINA

Una poderosa ilusión (Uma poderosa e difícil esperança)

Con Lionel Messi en la cancha, no parece haber imposibles. Sabella lo entendió y armó el equipo –y el plantel– en función de sus necesidades. Se sabe que la Selección tiene un potencial cuando ataca y uno muy distinto cuando se defiende, pero es algo que se entiende con sólo repasar el status mundial que tienen sus delanteros y compararlos con el de los defensores. Por eso, el tan mentado equilibrio parece una utopía. Si, en definitiva, la apuesta pasa por rodear de socios en ataque a Messi, el sueño grande es posible.

Títulos mundiales:
Europa: 10.
Sudamérica: 9.

Títulos de los sudamericanos:
Brasil: 5 (1958, 1962, 1970, 1994, 2002)
Uruguay: 2 (1930, 1950)
Argentina: 2 (1978, 1986)


Mensagem de Cristina Kirchner para Dilma Rousseff:

“Querida compañera Dilma, no tenemos dudas de que Brasil 2014 será una verdadera fiesta. A disfrutarlo y que la copa quede en la Patria Grande!”

(Esta mensagem não faz parte da matéria acima do Página/12)

Um comentário:

Rogério Freitas disse...

Salve os países sul americanos. Espero que um deles sejam campeão.